ANESTESIA


ESPECIALIDAD: SERVICIO DE ANESTESIA
 La anestesia se utiliza con mucha frecuencia en medicina veterinaria no sólo para los procedimientos quirúrgicos sino también para disminuir al máximo el estrés de los animales.
Muchos servicios del Hospital Veterinario Benipeixcar utilizan la anestesia para que los procedimientos diagnósticos y de cirugía menor sean más seguros y humanitarios.

Este servicio es responsable de la valoración preanestésica de los pacientes, de su estrecha monitorización durante la anestesia y de la supervisión de su recuperación.
El servicio de anestesia también es responsable de la realización de diversas técnicas de analgesia preoperatorias, intraoperatorias y postoperatorias.
Uno de los objetivos más importantes del Hospital Veterinario Benipeixcar, es garantizar el máximo bienestar de sus pacientes, mediante el control adecuado del dolor. Este objetivo se cubre utilizando técnicas de analgesia multimodal que incluyen además, la realización de técnicas locales y/o regionales destacando la anestesia epidural.
El Servicio de Anestesia utiliza procedimientos especializados como:
             - Anestesia inhalatoria con Isofluorano; anestesia total intravenosa; anestesias locales, regionales y epidurales; anestesia equilibrada con bloqueantes neuromusculares y ventilación controlada.
 
             - Monitorización de la presión arterial invasiva y no invasiva, capnografía, pulsioximetría, ECG, gasometría, monitorización respiratoria, respiración asistida y controlada, mantas térmicas, perfusores, bombas de infusión, monitorización neuromuscular, etc.

Todos los procedimientos clínicos tienen cierto grado de riesgo, ya que la anestesia produce una intoxicación reversible del Sistema Nervioso Central que se acompaña de una depresión respiratoria y cardiovascular.
El riesgo depende del tipo de procedimiento diagnóstico o quirúrgico a realizar y del estado del paciente. En general, el riesgo de accidente anestésico es bajo (0,14% en pequeños animales y alrededor del 1% en caballos) en animales sanos.
Este riesgo puede reducirse con una buena planificación preoperatoria, una monitorización estrecha del paciente y mucha experiencia por parte del anestesista. Así, la función del Servicio de Anestesia del Hospital Veterinario Benipeixcar,  es controlar los efectos depresores de los anestésicos para conseguir una anestesia suave y con un buen despertar.