Leishmanía


La leishmaniosis es una enfermedad que causa la muerte a la mayoría de los perros afectados por ella que no reciben tratamiento y vigilancia posterior. Si su perro no recibe protección alguna, el riesgo de contagio varia de un 3% a 18% según la zona. El riesgo siempre aumenta si su perro permanece en zonas más rurales y periurbanas, en regiones cálidas del país y si está fuera de casa al anochecer.

Por todo esto es muy importante que si tiene pensado viajar se lo consulte a su veterinario para que, en caso de existir peligro de infeccion, él le ayude a proteger a su mascota con medidas como collares y pipetas especificas o incluso con la nueva vacuna para la leishmania. Vacuna contra la leishmania Siguiendo un poco con las medidas preventivas que se pueden tomar para la leishmaniosis, os explicaremos un poco de que trata la vacuna ya que acaba de salir y poca gente la conoce.

La vacuna para la leishmania tiene una eficacia del 93% demostrada en animales expuestos a la enfermedad, por lo que es muy recomendable ponerla, sobre todo a animales que viajan varias veces al año a lugares con riesgo. El primer año se realiza un test para saber si el animal contiene la enfermedad y se desparasita antes de la primera toma de la vacuna. La vacuna debe ir separada mínimo 15 días de cualquier otra vacuna y el animal debe de tener como mínimo 6 meses de edad así como haber pasado por lo menos 3 meses desde la última exposición a la enfermedad. Si el test diese positivo no podríamos vacunarle y se comenzaría el tratamiento para la leishmania.

El test puede realizarse el mismo día de la vacuna ya que es un test rápido que se realiza en la misma clinica con una pequeña muestra de sangre. Una vez realizado el test y dado resultado negativo se procedería a administrar la primera toma de la vacuna. Tres semanas mas tarde se le pondría otra toma de la vacuna y a las tres semanas de esta última la siguiente, es decir, el primer año se le administran 3 tomas de la vacuna con tres semanas de intervalo entre ellas y después es una revacuación anual como todas las demás vacunas.